martes, 10 de marzo de 2009

¿Marcas blancas? depende

Este pasado sábado estuve en un conocido supermercado con la intención de comprar varias cosas. Entre ellas, mantequilla, que apenas tenía para el desayuno. Por lo general, en las estanterías suelen estar dos marcas de mantequilla, una nacional y otra holandesa. Y creo que son suficientes. Pero en esta ocasión, no encontré ninguna de las dos, solo una marca blanca. Así que, me vine sin mantequilla y molesta con el supermercado.

Lo siento, nadie me ha presentado todavía a este nombre genérico de mantequilla. Durante muchos años nos hemos ido haciendo a las marcas, que, normalmente han demostrado o no calidad, lo cual ha sido correspondido por el consumidor con fidelidad o indiferencia.

No me importa –al contrario, me encantan- las marcas blancas en productos de limpieza o perfumería. Pero me cuesta la misma vida probar con estos genéricos de la alimentación. Una vez lo hice con macarrones y me arrepentí. La marca estrella era la mejor indiscutiblemente.

En el programa “Informe Semanal” del pasado sábado, se emitió un reportaje sobre el aumento de la oferta de productos de marcas blancas, con objeto de combatir la crisis, por sus ventajosos precios. Me parece muy bien, expongan estas marcas, pero dejen también algunas de toda la vida, que hoy por hoy, disfrutan de la confianza del comprador.

La fidelidad a los productos diferenciados es algo que se va consiguiendo poco a poco, a base de años y de inversión en I+D, y creo que las empresas que los fabrican merecen un respeto por su buen hacer; lo mismo que también pueden ser ninguneadas por el consumidor si llegado el caso rebajaran calidad o propiedades. Por eso, en cuanto a lo de las marcas blancas, solo digo que, nos dejen decidir libremente, que esto es España.

4 comentarios:

fátima dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, de hecho no se de qué super hablas pero si es de uno de sede valenciana y difusión nacional te diré que cursé la correspondiente reclamación e incluso me llamaron, instándome a que probaran las marcas blancas. Mi única petición es eso, que nos dejen elegir. La realidad, que desde hace unas 3 semanas me toca hacer la compra en varios sitios porque me niego a comprar una marca, sea blanca o sea otra, porque no me den a elegir. No sé dónde vamos a llegar porque desde luego es impresionante la manipulación a la que somos sometidos desde todos lados.

Charo Barrios dijo...

Pues hablo de ese mismo super, del que me gustan mucho los artículos de limpieza (por ser novedosos), pero no me convence nada las pocas marcas que tienen.
Y, tal como tú dices, tengo que comprar en varios sitios para encontrar todo lo que necesito.
Muy bien poner una reclamación por tu parte.

Dolo dijo...

Cien por cien de acuerdo.

Alberto Vázquez dijo...

Sólo es necesario saber si la calidad ofrecida por las marcas blancas es ono la misma que la de las marcas convencionales.
Ver http://blogdealbertovazquez.blogspot.com
Un saludo a todos.