miércoles, 29 de diciembre de 2010

Fiestas equilibradas I

Leo en un suplemento del Diario de Cádiz, una serie de consejos para compensar los excesos alimenticios de estas fechas navideñas. Estas reglas de oro servirán para no sentir complejo de culpabilidad en enero, y evitar ponernos a hacer dietas y regímenes demasiado drásticos, que no llevan a ningún sitio.

- En cada comida extra de empresa, navidad, año nuevo, o tapeo en general, podemos consumir unas 2.000-3.000 kilocalorías, lo que equivale a dos días de dieta normal, y supone dos kilos de más en la balanza.

- No es bueno llegar a la comida o a la cena en ayunas. Se llega con un excesivo apetito, lo que descontrola. Y mientras menos azúcar haya en sangre, más se absorben los alimentos y más engordan. Lo mejor, es comer regularmente.

- Se aconseja no aprovechar las sobras de la comida navideña. De lo contrario, se prolongan los efectos de la comida del día anterior a días sucesivos. Deberíamos regalar o congelar estas sobras.

- Beber en exceso no es bueno, pues estas calorías vacías se transforman en grasa corporal. De ahí la conveniencia de cuidar los días previos y posteriores de las fiestas: si en ellos se sigue una dieta baja en calorías, se puede perder el peso cogido con los excesos en un par de días. (Total, que no es tan difícil).

- En cuanto a consejos para elaborar el menú navideño, se debe evitar consumir pasta, arroces o legumbres, porque son muy energéticos y el cuerpo no tiene tiempo de metabolizarlos en estos días. Asimismo, se sustituirá el aceite por la mantequilla.

- Y en los inevitables aperitivos, en lugar de patés, salsas y hojaldres, se aconsejan mariscos, embutidos magros o verduras. El pescado es siempre una gran alternativa, pues es proteína magra y saludable y contiene omega-3. Por supuesto, se deberían ahorrar los fritos.

- En resumen, se trata de romper nuestra rutina solo los días señalados, sabiendo compensar estas ingestas de mayores calorías con comidas más ligeras el resto de la jornada. NO SUPRIMIR NINGUNA DE LAS CINCO COMIDAS RECOMENDADAS para mantener el equilibrio a nivel nutricional.

- En los días en que no tengamos compromisos, nos ajustaremos a una dieta baja en calorías, con verduras, fruta y carne o pescado a la plancha, horno o al vapor.

- Y por supuesto, hay que añadir actividad física, aunque sea simplemente pasear.