miércoles, 14 de julio de 2010

Azulejos holandeses en Cádiz

La rica y hermosa capilla de Jesús Nazareno de Cádiz, en el monasterio de Santa María del Arrabal de religiosas concepcionistas franciscanas (Convento de Santa María), guarda desde el siglo XVII una colección de azulejos holandeses considerada por los expertos como “la mejor de nuestro país”, aunque es bastante desconocida para la gran mayoría de la población gaditana.

Esta maravillosa colección de azulejería que decora los muros de la citada capilla fue donada entre 1670 y 1679 a la cofradía por los hermanos armenios David Jácome y Pablo de Zúcar, pertenecientes a la colonia de comerciantes de esa nacionalidad que residía en Cádiz.

Al parecer era normal que estos extranjeros –aunque cristianos y piadosos- estuvieran mal vistos por las autoridades eclesiásticas de aquella época, lo que a veces les obligaba a hacer alardes de sus sentimientos religiosos, realizando valiosas donaciones al patrimonio de la iglesia, lo que contribuyó –como en este caso- al embellecimiento de esta capilla. De hecho, estos armenios fueron admitidos en la hermandad de Jesús Nazareno y Santa Cruz en Jerusalén, radicada allí.
La colección de azulejos está formada por unas 1.100 unidades aproximadamente, aunque algún panel desapareció en el asalto sufrido durante la guerra civil en 1936. Fueron pedidos y fabricados en Delph (Holanda). Dicen que vieron venderse alguno de éstos en el baratillo a 50 céntimos de la época la unidad.


Los azulejos de Delph están pintados con manganeso (de ahí su color malva). Llevan motivos bíblicos, con países, retratos, y algunos con inscripciones en armenio, inspiradas en las publicaciones de la época. Algunos incluso llevan inscripciones en armenio y en español, lo que les confiere un mayor valor.


Incluida en la misma donación fue la pila de agua bendita, obra genovesa de 1670. Está sustentada por un ángel y lleva un Nazareno en relieve. La pila está atribuida a los hermanos Andreoli, y en ella puede leerse en caracteres armenios y ya traducido:”En recuerdo de David, Paul y Jacques Chakar, naturales de Julfa, en Cádiz en el año 1119”. (este año de la era armenia corresponde al año 1670 de la nuestra.).


Del valor de esta donación se deduce el mecenazgo artístico de la colonia armenia de Cádiz en la segunda mitad del siglo XVII. Concretamente, la capilla del convento y la de Jesús Nazareno son algunas de las grandes joyas artísticas con que cuenta la ciudad de Cádiz y que no hay que perderse.


Bibliografía: Jesús del Río Cumbrera (miembro de la cátedra municipal de cultura “Adolfo de Castro” y Juan y Lorenzo Alonso de la Sierra, en su 'Cádiz artística y monumental'. Existe un excelente trabajo sobre los azulejos por los historiadores de arte César Pemán y Pemartín y el profesor JM Dos Santos Simoes de la Academia de Bellas Artes de Lisboa (año 1959).







Notas de la bloguera: aunque pertenece al ámbiente folclórico-religioso, aconsejo visitar la capilla del Nazareno el jueves santo por la mañana; a eso de las 12.30 ó las 13 horas, la alcaldesa accede al templo para devolverle, como es tradición cada año, el bastón de mando al Cristo, nombrado Regidor Perpetuo de la ciudad, para que lo lleve en su salida procesional de la madrugada. Aunque es difícil acceder al interior de la capilla por la gran cantidad de personas de Cádiz y de otros lugares, pueden escucharse durante la ceremonia a varios buenos saeteros gaditanos cantar bajo fuertes aplausos del público. Y aquello tiene algo…

5 comentarios:

Candela dijo...

Pues yo soy una de esos gaditanos que desconocian estos azulejos. Auqnue la verdad es que desconozco muchas cosas de las iglesias...

Charo Barrios dijo...

Los azulejos son bellísimos. Creo que también son azulejos de Delph los mosaicos que forran el interior de los libros de música de la catedral nueva. Pero tengo que comprobarlo...

Anónimo dijo...

QUISIERA PONERME EN CONTACTO CON USTED POR LA CUESTIÓN DE LOS AZULEJOS

Montecarrmelo Alvarez dijo...

¡Que chico es el mundo!!!!!!!!!!!!!.
Estaba interesada en este tema y buscando,buscando....mira tu quien tiene una excelente informacion al respecto!!!!.
Es que eres la repanocha.
Un besote.

Juan Recio dijo...

Yo estuve varias veces en la Capilla del Nazareno y he visto que estos azulejos, de gran valor, están sin la suficiente protección, además debería figurar en algún cartel sus características, para que todo aquel que visite el templo, pueda percatarse de la joya que está contenplando