jueves, 21 de febrero de 2008

Zanahorias aliñadas


No dejéis que las zanahorias se estropeen. Los envases y bolsas de zanahorias suelen pesar alrededor de 1 kg. Por ello, y aunque las usemos, hay veces que sobran y se van estropeando en la nevera. Antes de que ocurra eso, os recomiendo que las pongáis a cocer en agua en el fuego unos 45 minutos, o bien en la termomix: trocearlas y colocarlas en la varoma, preparar el agua a temperatura varoma, unos 7 minutos, velocidad 1, y entonces colocar la varoma sobre el vaso, y a la misma velocidad y temperatura, dejar cocer unos 50 minutos. De esa forma se hacen al vapor y no pierden sus propiedades.

El aliño es muy sencillo: picar muy pequeños varios dientes de ajo y perejil, y añadir sal, vinagre (no abusar, sobre todo si es vinagre de Jerez) y aceite de oliva virgen extra (yo uso Algodoliva). Y que por cierto se me olvidaba, es conveniente también añadirle comino picado.

El resultado es un aliño delicioso que sirve de aperitivo y de complemento para otras comidas. Además, de ese modo evitaremos tirar las zanahorias cuando se estropean, olvidadas en el último rincón del verdulero.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Es uno de mis platos favoritos, lo adoro!! pero... no tengo termomix?? Que pasa con la gente que queremos cocinar estos platos entonces?

charo barrios dijo...

Para quienes no tienen termomix la solución es poner agua a hervir con sal, y echar las zanahorias sin la piel (es decir, raspadas, una vez esté hirviendo el agua).
La cocción será suficiente con unos cuarenta minutos. Luego trocear las zanahorias y aliñar tal como se ha dicho.