miércoles, 1 de octubre de 2008

Un poco de todo

El objetivo de este blog –aparte de las frivolidades y pijadas callejeras que se permite de vez en cuando- es que la gente cocine en casa, por anticipado y con criterios de calidad antes que precio –si se puede-. Por ello, Comeencasa se define, como casero, artesano y sobre todo conciliador, es decir que está pensado para currantes que deben seguir currando en casa, para organizar su menú semanal. Y todo ello, para cuidar la salud física y mental.

Y veo que la gente cada vez cocina menos entre semana, convirtiéndose en presa fácil de la comida precocinada o congelada e ignorando frutas y verduras. Por eso siempre hago propaganda entre mis compañeros sobre la necesidad de trabajar en la cocina, de tener lucidez a la hora de comprar, de prescindir de pamplinas perjudiciales para la salud que solo aportan calorías vacías, y de establecer un orden horario en las comidas con los diferentes miembros de la familia.

Hablando nuevamente de cocina, una compañera me contó que hacía las lentejas con sofrito previo, moliendo luego la verdura. No me parece mal este procedimiento para guisar las lentejas, pues al fin y al cabo incluye todos los nutrientes del sofrito. Pero creo modestamente que guisándolas todo en crudo, como mis lentejas sin estrés, y como las hacía mi madre, se conserva mucho mejor el sabor de esta maravillosa legumbre. Al fin y al cabo, en el caldo también ha quedado toda la sustancia (consulta de la semana).

Y de las lentejas me voy a las salidas nocturnas. Finalizó la VII edición de la Ruta de la Tapa en Cádiz. De los 14 premios entregados –han intervenido más de 60 establecimientos- en diferentes especialidades, resulta que además de al mejor establecimiento y mejor camarero, el Hotel Barceló se ha llevado también el premio a la tapa más original; nosotros la presentamos aquí en su día, porque la probamos disfrutando del fresquito de la noche en su terraza. Por cierto, los clientes del bar acabamos hablando de la originalidad de la tapa, como si nos conociéramos de toda la vida. La gastronomía hace amigos.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

De acuerdo en la originalidad de la tapa, su presentación y su sabor.
Por otro lado, un voto de confianza al "majado" o batido de las legumbres y su uso de soporte salsero a las lentejas. No como sistema, pero sí como opción práctica que evita separar trozos de cebolla desangelados,tomates sin presencia de ánimo o pimientos flácidos. Los tres darán hasta la última gota de su esencia si se les bate y confunde entre las lentejas que suelen acogerle con armonía, en un todo que los comensales agradecerán. Es un hecho.

Guinda de Plata dijo...

Yo también pongo los ingredientes en crudo, pero no pongo una cabeza de ajo, sino un par de dientes.

Charo, ¿dónde puedo comprar ese chorizo Mafresa? (aunque el que compro para las lentejas también está muy rico)

No es por nada, pero a mí las lentejas me salen de categoría. :-))

Por cierto, hace poco he descubierto las pardinas, porque yo antes las hacía con las normales. Lo que pasa es que a mi niña le gustan más las chiquitinas. Y salen riquísimas, la verdad.

Besos gastronómicos,

B.

charo dijo...

Las pardinas me encantan. Y el chorizo Mafresa lo encuentro en El Corte Inglés o en Hipercor. Hay cosas que solo las tienen ellos.
No obstante,Miña Terra, en la calle Cristóbal Colón es un gran proveedor para todas estas cosas, incluso para las legumbres a granel.