martes, 12 de enero de 2010

Excma. Sra. Doña Inés Rosales



No es la primera vez que hablo de ella, tal vez porque es mi merienda diaria, junto con el vaso de leche, sobre todo desde que me enteré de que tiene pocas calorías. Hoy además forma parte de las llamadas Especialidades Tradicionales Garantizadas, según el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, pues cumple un Reglamento que define sus  características específicas, distinguiéndola de otros productos agrícolas o alimenticios similares.



“La condición esencial para ser inscritos en el Registro los productos agrícolas o alimenticios es que sean producidos a partir de materias primas tradicionales, o bien presentar una composición tradicional o un modo de producción y/o de transformación que pertenezca al tipo de producción y/o transformación artesanal”, dice mi amigo Pablo Neira en su blog.


La conocida “TORTA DE ACEITE", es un producto de pastelería, elaborado a partir de aceite de oliva virgen extra en una proporción del 27,7 %. La conjunción de este factor, unido a su elaboración totalmente manual, confieren al producto sus cualidades más preciadas: un producto ligero, con una masa fina y hojaldrada y su inconfundible sabor y aroma a aceite de oliva.


Quizás la fábrica de tortas de aceite más conocida sea la de Inés Rosales de Castilleja de la Cuesta (Sevilla), que encontró una antigua receta mora en 1910, y fundó su propio negocio para elaborar y comercializar tortas.


El presidente de Inés Rosales –Juan Moreno- ha declarado hace algo más de dos meses que la compañía crecerá un 10% este ejercicio a pesar de la fuerte crisis, precisamente este año que será centenaria. Indica Moreno que sus objetivos a corto plazo serán ampliar sus naves de producción, aumentar la longitud del horno de multiproducto en 10 metros y como novedad, procederá a la instalación de bañadora de chocolate.


Dos de los valores que permanecen inalterables en su dilatada historia son la elaboración y envuelta manual de sus tortas (una a una) y el uso exclusivo de aceite de oliva virgen extra en su formulación. Ambos factores influyen sin duda en su éxito.


(Con mi agradecimiento a Pablo Neira por facilitarme tanta y tan interesante información sobre productos y pautas de alimentación).


Por si os interesa hacer tortas de aceite, aquí va la receta de Juan Ramón González Higuero, en su blog De la vista al paladar, todo un lujo, para hacer tortas de aceite o lo que se proponga.



5 comentarios:

frantic dijo...

Uno de los olores de mi infancia era el olor de las tortas de aceite recién horneadas cuando pasábamos por la "pani" camino del colegio, en Montoro (Córdoba).

Han pasado 37 años pero es uno de los recuerdos que más gratamente conservo.

Gracias por devolverme, por unos minutos, a mi infancia.

TUBAL dijo...

Ay Charo...que decir de esta Sra. y sus tortas......bueno pues si....que junto a sus cortadillos de cidra son todo un PECADO ABDOMINAL!!!!

Candela dijo...

anda! No sabia que eran bajas en calorias!! Con lo que me gustan...

Anónimo dijo...

Toda una referencia en mi familia junto con los cortadillos. Mi hermano Rafa y yo compartimos muchas veces tan delicados manjares y recordamos nuestra niñez.Dmomblona.

GZL dijo...

Que bueno... para mas información sobre las Sras Tortas, es un regalo obligatorio que mando en un paquete todos los años a mi hermana que vive en California, y que lleva allí casi 20 años, las Tortas y carne de membrillo es lo que mas ilusión le hace.
Me gusta tu blog, por aquí estaré.
un saludo Gaditano.