martes, 14 de abril de 2009

Crónicas frívolas de Semana Santa

Preparé este arroz con jamón, (arroz de invierno, como yo lo llamo) para unos seis platos en total. Es de las veces que mejor me ha salido, en parte porque el jamón estaba en su punto, y en parte porque además los guisantes eran del huerto de Aljaraque (Huelva). Las verduras de los huertos particulares mejoran sensiblemente el sabor y calidad de nuestros platos por su frescura indiscutible sin conservantes.

Ahí va el magnífico platito de calamares fritos –menos mal que siguen existiendo- que tomamos en Puerto Real, en La Taberna del Puerto, un bar de pescaíto frito o a la plancha, de excelente calidad y garantía. Por cierto, las croquetas de centollo son su especialidad. Las recomiendo. El bar está frente al polideportivo.

Estuve en San Fernando visitando los hornos púnicos y fenicios y el Real Observatorio de la Armada, con parada en La Gallega, bar restaurante de excelente comida celta con todos sus avíos. También lo recomiendo. Mis amigos blogueros de Tubal hablaron de este establecimiento en su día.

1 comentario:

Zerogluten dijo...

Charo madre mía si te mueves! De donde sacas tanta información de actos y sitios fabulosos que visitar? Me das mucha envida pues yo con los pequeñuelos me muevo de mi círculo hasta poco.
Tu arroz tiene una pinta fabulosa. Me encantan los arroces que llevan jamón o algún tipo de ibérico.
De los choquitos no puedo hablar, la baba no me deja.
Besitos sin gluten